Navidades en empresa! (2)

Pues ya están las fotos puestas!
 
Y ya está mi chaqueta que no me llega para atar los botones (lo extraño es que todavía me quepan los brazos por las mangas… ayer otra cena….).
 
Con la empresa muy bien, comimos, cenamos, jugamos al paintball, comimos, desayunamos… y algunos tb bebieron, bebieron, q se deben creer q son los peces del villancico, q volvían a beber… y claro, así pasa lo q pasa: primero la foto bailando "dale a tu cuerpo alegría macarena" (yo, como no bebo, pues no participé, mi sentido del ridículo me lo impedía), luego q si vomito, luego q si estoy hecho polvo…
 
Yo también estoy hecha polvo: 13.dic cena del piso, 14.dic cena con las amigas de Estepona (en un restaurante de Fuengirola donde te leen el futuro en una taza de café), 15 y 16.dic cena de empresa, 21.dic cena de empresa (y repetimos), y 22.dic cena de la empresa de Joze. Y encima a la oficina no paran de traer cajas de bombones y polvorones…  Le voy a pedir a los Reyes un traje de pre-mamá…
Anuncios

Navidades en empresa! (1)

Este fin de semana, en Madrid, fiesta de empresa, comida, alcohol, el "Inform" (-ático) bailando, Paqui perdiendo el móvil en el taxi, Mario bajando del bus a vomitar, Ana Línea escapándose con Meibol… excepto sexo hubo de todo. Sobre todo fotos, que están en el servidor del departamento.
 
Así q, si a la hora de la comida mis compis no me secuestran para ir al centro comercial, adjuntaré fotos y comentarios!

Barranco woman

Vaya un aniversario! No lo voy a olvidar mientras me duren las agujetas! Y no penséis mal, q no fue por eso…

Nos íbamos a la Sierra de Cádiz, y contratamos un descenso de barranco (que debería de llamarse “descenso de grasa corporal”, que quemamos todos los michelines!).

El reto número 1 fue enfundarse el traje de neopreno, con el que aprendí 2 cosas:

 a) Que con mucho esfuerzo, tirones, y la ayuda de un novio musculoso, puedo entrar en un traje talla S (y salir de él fue peor).

 b) Que la imagen de Angelina Jolie en el póster de Tomb Raider con el neopreno es falsa. No sólo no se marcan las tetas (ni los muslos, que para mí fue un gran alivio), es que con un poco más d presión no se me marcan ni los brazos!

El reto número 2 fue hacer el recorrido: plim plim, saltando como una cabrita, orgullosa d mi ligereza, sin saber que el futuro me deparaba unas agujetas de campeonato…

Era fácil, porque tenía el reto número 3: soportar a 3 barbies que se habían apuntado a la excursión y retrasaban al grupo (que si hay piedras en el suelo, que si hay que hacer rapel uy no que miedo que me rompo las uñas…). Digo yo que si creen q un barranco es como un centro comercial, que se informen un poco. Que no te puedes quejar de que haya piedras, coño!!!! ¿Quieres que te lo asfalte y le ponga farolas?

Y el reto número 4 fue un salto al vacío cayendo 4 metros hasta una poza de agua. Cagadita por la pata abajo estaba yo. Pero como una campeona, me entregué a mi destino y salté (las peores décimas de segundo de mi vida), y lo hice en seguida, no como la barbie #2 que estuvo 15 minutos al borde, contaba hasta 3 y no saltaba, y vuelta a lo mismo… Por mí la hubiese dejado allí.

Después de tanto sufrimiento, y de sentir que había perdido 5 kilos, nada mejor que ir a comer a los pueblos y recuperarlos!

(A ver si el lunes cuelgo las fotos, mientras, están las de Almería con Anabledo.)