Me muevo

 
Después d algunos días en los q pisar el embrague del coche era un suplicio, y rascarme detrás d la oreja un imposible, vuelvo a recuperar movilidad. El causante… el snowboard (recomendación: si lo vais a hacer por primera vez, usad rodilleras).
 
Moratones en rodillas y codos, menos mal q no trabajo d azafata con falda!
 
Aunq en mi trabajo tengo otros suplicios: el Gusiluz (motes pre-existentes en la empresa, no es invención mía) me dice q ahora q me voy a comprar piso debo dejar d vivir en pecado y casarme con Joze (por qué lo q se llama pecado suele ser + divertido q lo q no lo es?), y el 007 me trata como si estuviéramos en Barrio Sésamo, me explica 20 veces las cosas (guay cuando no sabes, pero resulta q me explica los planos q yo misma he hecho, y luego imprime un plano d la obra para explicarme por qué dónde él aparca el coche está mejor q dónde aparco yo… ¿no tendrá nada + interesante q hacer?).
 
Y reuniones con los dueños del piso, las cosas empiezan a rodar… en junio-julio llegaremos a la meta, todo el que quiera barrer y/o montar muebles de IKEA está invitado!

Aterrada

Bueno, las fotos del carnaval ya están (la vergüenza no está, sólo hay q ver nuestras pintas…).
 
Y ahora el tema de actualidad: nos vamos a comprar piso! Y qué significa eso?
 
– Q vamos a pagar una milmillonada por algo q objetivamente sólo valdría una minimillonada, pero es la suerte q tenemos en este país, q por lo visto todos somos ricos, porque todos terminamos comprando vivienda a pesar d los precios desorbitados.
 
– Q se supone q tengo una estabilidad con una persona, y me voy a meter con ella en una inversión de varios años (esperemos q no llegue a decenios o siglos)… y q me cago por la pata abajo, porque esto es + compromiso q casarse! Q casarse es poner un papelito de por medio, pero esto es poner una hipoteca de por medio, q es un papelito y nuestros sueldos de años!
 
Y claro, miro hacia atrás y veo esa fila d relaciones fallidas q baila la conga agarrada a mi espalda…
 
En fin, si los casados tienen el divorcio, siempre nos quedará la reventa y la repartición a medias!!!
 
 
 
Se aceptan donaciones, tanto económicas como mobiliarias (el somier de la abuela, un catálogo de IKEA…).