Tener hijos, ¿en verano o en invierno?

Bueno, lo primero de todo que es difícil elegir y aún más acertar con lo que se elige. Para empezar yo quería embarazarme por junio-julio, para tener a la niña en marzo-abril, me parecía una fecha buena (yo nací en abril y mira qué bien he salido, jiji) porque ya se ha pasado el frío pero todavía no hace un calor asfixiante. Y entonces mi encargado de obra me dice:

“Pero, ¿tú qué te crees? ¿Que esto va a ser cómo tú quieras? Que no es como encargar una pizza, no es te pones un día y ya está, que hay gente que tarda meses, incluso años, mira la administrativa de urbanización que no se embarazaba y le hicieron pruebas y resulta que ovula cada 4 meses, imagínate para acertar y embarazarse…”

Y claro, ya pensando que voy a tardar meses, que puede ser que no ovule todos los meses y yo no lo sepa (vaya pifia tener la regla todos los meses y cuando te hace falta te enteras que es ‘pa ná’, que va sin óvulo), pues me puse nerviosita y le dije a Joze:

“Mira maleshao” (es su mote) “esto de embarazarse no es tan fácil, que puede que yo no ovule tan fácilmente y no lo sepamos, o que tus soldaditos sean vagos o les falle el GPS o mil cosas más, así que si queremos embarazarnos en junio-julio tenemos que ponernos ya con el tema, hay que ponerse con tiempo como si fuéramos a presentarnos a oposiciones.”

Y él, como buen hombre que es, que le da igual si pintamos la casa de verde o de beige, que mientras el sofá sea grande para tumbarse a echar la siesta le da igual si es de tela o de polipiel, dijo:

“Lo que tú digas.”

Y ahí que nos pusimos al tema en febrero, yo contando los días para saber cuál era mi día fértil, él diciendo que por favor los miércoles no, que tenía que madrugar y que mejor el viernes o el sábado (sí, llega un momento que las relaciones son así). Yo pensando que con suerte me embarazaba para junio, y sin suerte para febrero pero del año siguiente… Pues total, que nos embarazamos a la primera, y la niña nació en noviembre.

¿Y todo esto a qué viene? Pues a que la niña ha tenido 2 catarros este invierno, a que llevo 4 meses y medio con mocos de llevar la teta al aire la mitad del tiempo, a que la niña lleva 3 días con mocos y no duerme bien, y aquí estoy yo escribiendo a las 4 de la madrugada que me ha despertado a las 2, y a las 7 me tengo que levantar para trabajar y me estoy acordando del encargado de obra y de todos sus ascendientes.

Si es que me tenía que haber puesto al tema en junio…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s