Desvelada y desterrada

3:00 a.m. Estoy con mi tablet sentada en el borde de la cama observando a Bichín y a su “santo” padre dormir dando un concierto. Joze está con la alergia roncando a intervalos irregulares. Bichín se ha llenado de mocos por el cambio climático y silba con uno de sus agujeros de la nariz.

Se llenó de mocos cuando regresamos del Norte tras Navidades, se llenó de mocos cuando volvimos al Norte por el cumple de abuelita Tupperware (mamá, vuelve pronto que ya me he comido las berenjenas rellenas que me dejaste congeladas), hace 2 semanas volvió a ponerse de mocos hasta el flequillo (literal, tiene tanto pelo que se le veía en las últimas ecografías) y ahora con la llegada del buen tiempo, otra vez mocos. ¡Pasa más tiempo con ellos que conmigo!

Y nada, me he levantado a rellenarme el botellín de la mesilla con agua, y al volver me encuentro con Bichín ocupando 1/4 de la cama y Joze 3/4. Al final va a tener razón mi suegra y me va a hacer falta usar la cuna… ¡pero para poder dormir yo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s