Tarta de Oreo con mousse de chocolate blanco: la mousse asesina

Hace unas semanas probamos en un restaurante un tarta de Oreo con mousse de chocolate blanco. Y pensé que no sería difícil repetirla en casa y poder hartarme (lo bueno de estar embarazada, no hay que esconder la barriga).

Saqué de internet una receta de bizcocho de Oreo sencillita, y otra de mousse de chocolate blanco el lunes por la mañana. A mediodía invité a varios amigos a merendar a casa el martes, ya no podía echarme atrás (les dije que trajeran algo por si la tarta no resultaba comestible). Por la tarde, tras la natación de Iris, la compra. Y por la noche, a cocinar!

El bizcocho de galletas Oreo salió sin ningún problema. La mousse se veía sencilla: montar la nata y añadir el chocolate blanco fundido.

Saco la nata del frigo (tiene que estar fría). La pongo en el bote, ensarto las varillas a la batidora, la enciendo. Tras un segundo de ruido infernal, mi cocina y mi camiseta del pijama son blancos. La niña llora y se abraza al padre. Y yo casi lloro viendo la limpieza que tengo por delante.

Meto otro brick de nata al frigo. Echo las varillas al fregadero (con ganas de haberlas tirado por la ventana). Tiro la camiseta del pijama a un cubo con agua (como para meterla en el saco de la ropa sucia, tenía nata para 15 gofres) y me quedo en sujetador (también tenía algo de nata, pero soportable). Friego el suelo, la encimera, el fregadero, las bandejas que había cerca, los fuegos y los armarios.

Saco el otro brick, lo echo en el bote, empiezo a batir, empieza a montarse la nata de arriba… y la de abajo se queda tal cual!!! Paso de un tercer intento, con eso me apañaré.

El chocolate fundido al baño María se ha solidificado. A fundirlo de nuevo. Ahora no está en trocitos, es un pegote sólido en el bote de cristal… Decido usarlo esté como esté, y al meter la cuchara en el bote lo muevo y el agua hirviendo me salta sobre la barriga de embarazada. No va a pasar frío el nene, estamos a 40º y encima le tiro agua hirviendo…

Me echo agua fría. Lloro un rato. Echo el chocolate con la nata. La poca nada montada desaparece, y queda un triste líquido que no es mousse ni de coña. Lo echo sobre el bizcocho de Oreo y al frigo. Y a descansar fregar…

Debo decir que la tarta estaba buena. La cobertura no era mousse de chocolate blanco, pero sí una capa fina de chocolate blanco. Ningún comensal se quejó (bien por ellos, hubieran muerto asesinados por una batidora de varillas).

——————–

Por si alguien más se atreve, os dejo los enlaces a las recetas:

Bizcocho de Oreo (usé la mitad de las cantidades, no quería una tarta muy gorda)

Mousse de chocolate blanco (en ésta si usé las mismas cantidades)

Ocurrencias de madre: los botes de especias

Para fregar los platos tranquila, esta semana se me ocurrió dejar a Iris en el suelo de la cocina entretenida con los botes de especias.

– Mira, éste huele a hierbas… huele éste, huele a picante…

Y así la dejé, con mi genial idea de que oliera los botes, mientras yo fregaba toda contenta viendo que mi idea funcionaba y la niña se entretenía sola. Escamada tras 5 minutos de inusitado silencio, me giro desde el fregadero, y descubro que Iris ha utilizado también los otros 4 sentidos con las especias: no queda pimentón en el bote, y tengo media cocina con colorante amarillo.

Limpio a la niña, limpio el suelo, no termino de limpiar los platos, y 2 días y 2 duchas después todavía tengo las manos amarillas!

PD: un cuarto de hora antes de dejar a Iris con las especias, había bañado a Iris, la niña estaba limpia y reluciente.

Suegra apocalíptica I: en piscinas tenebrosas

Una de las cosas que me sacan de quicio de mi suegra (y no pondré más que capaz que me lean mis cuñadas) es que tiene fijación con que Bichín va a morirse. Y tiene razón, ya que todos moriremos algún día, pero no de lo que ella predica.

Día de verano, en la piscina de mi cuñada. Los 2 primos en la zona que mide 1’20 m de profundidad, Bichín en el borde jugando con ellos, y 6 adultos alrededor.

Suegra: Iris se va a caer al agua.
AL: si se cae la cogemos.
Suegra: pero es que se va a ahogar.
AL: los primos la están cuidando y la cogen, y yo llego en 3 segundos a cogerla.
Suegra: pues hace justo un año se murió la niña de Fulanito, que se cayó a la piscina y se ahogó.
AL: no habría adultos cerca vigilando.
Suegra: si habría, pero es que un niño se ahoga antes de que te des cuenta.
AL: basta ya, no voy a prohibirle a Iris que juegue cerca de la piscina. Tú cuidaste a tus hijos como mejor te pareció, y yo cuidaré a los míos a mi manera. Más probabilidades hay de que muera en un accidente de coche y sin embargo seguimos viniendo a tu pueblo una vez al mes.

Resultado: suegra mosqueada y en silencio. Por lo menos dejó de hablar un rato de que Bichín estaba frente a una muerte segura….

Otros capítulos de la serie:
Suegra apocalíptica II: la pipa de girasol asesina

Figuras de masa de harina, con sal de piscina

Este puente de la Constitución-Inmaculada lo pasamos (como ya es costumbre) con la familia de Joze. Les propuse a los sobrinos hacer figuras con masa de harina, ya que no hacen falta ingredientes especiales, es todo de andar por casa. O eso creía yo….

Ingredientes: 1 taza de harina, 1 taza de sal, 1/2 taza de agua tibia.

Me dice mi cuñada que no le queda harina pero que sal hay de sobra. Compramos harina. Y cuando le pido la taza de sal, ¡me da sal de piscina!!!!! Que es igual que la sal normal, se puede comer sin problema, ¡pero el tamaño de los granos recuerda a las avellanas!! Vale, tanto no, pero sí que es mayor que la sal gorda.

Caliento la media taza de agua en el microondas. Le hecho la sal e intento disolverla. Siguen las avellanas. Tras varios minutos y otro recalentamiento del agua, decidimos probar con la batidora. Los granos se queda a mitad de tamaño, ya parecen maíces. Sigo batiendo hasta que parece sal gorda, y decido que ya que no vamos a hacer una escultura de Berruguete, para las figurillas bastará. Echo la harina, mezclo primero con cuchara de madera y luego amaso a mano. ¡¡Masa lista!!!

Primero hicimos figuras con cortadores de galletas, después liberamos nuestra creatividad e hicimos de todo (yo hice un búho, que es la mascota de la guarde de Bichín). Lo dejamos secar cerca de la chimenea (¿he dicho que hacía un frío que pela?) y al día siguiente lo pintamos. Mis sobrinos empezaron animados pero se cansaron enseguida, así que las que más nos divertimos fuimos mi cuñada y yo (estamos hechas unas artistas, jijiji).

PD: Bichín estaba entre mis brazos, y en cuanto yo me descuidaba le daba un toque creativo a mis figuras (metía los dedos hasta que traspasaba hasta la mesa, arte abstracto).

PD2: Mi cuañada dice que mi sol parece diabólico.

2013-12-08 masa harina (1) 2013-12-08 masa harina (2)

Decoración de Halloween (más deberes de la guardería)

Soy un poquillo desastre, y me justifico diciendo que es porque siempre tengo 4 ó 5 cosas entre manos. Hace unas semanas preparé la decoración de Halloween que nos pidieron en la escuela infantil de Bichín, le saqué fotos pensando en colgarlo en el blog, y como tarde un poco más estará Bichín haciendo la decoración para sus hijos y todavía no lo habré colgado.

Lo que nunca falta en mi casa son montones de papeles, cuanto más grandes mejor (aparte de rollos de cartón, mil tipos de cajas, telas y más materiales que prefiero no recordar, porque me recuerdan que debería hacer limpieza drástica).

Así que aproveché esos papeles largos para hacer guirnaldas: fantasmas, calaveras, y calabazas con el amarillo.

Quien tenga una huerta, que vacíe calabazas. Yo tengo papeles y hago guirnaldas (y tengo la habilidad de cortarme cada vez que cojo un cuchillo, si algún día vacío una calabaza, ese día me quedaré con 9 dedos).

image

image

image

image

image

Calendario para el 2014

(Ya disponible el calendario para el 2015.)

Todos los años me hago un calendario (sobre todo para ver cuándo caen los festivos del año siguiente). Acabo de terminar el del 2014, porque tengo que hablar con mi superior este jueves del tema de las vacaciones navideñas, y necesitaba las primeras semanas de enero.

El problema de este año es que desde Recursos In-Humanos nos han mandado un mail diciendo que la semana de vacaciones de Navidad es del 28 de diciembre al 6 de enero. Pero según el calendario laboral de la construcción en Málaga, en ese rango de días sólo hay 2 laborables: el 2 y el 3 de enero. Y no me parece justo. Pero como todo el mundo está atemorizado, porque hoy en día es un regalo tener trabajo, sólo otro trabajador y yo vamos a quejarnos. Yo entiendo como semana de vacaciones una de 5 laborables y 2 festivos, no 2 laborables y 7 festivos! Próximamente en este blog: “Ana Línea, vacaciones o despido”.

Dejo aquí el calendario por si puede ser útil para alguien, están marcados los festivos para España, y es para imprimir en un folio o dinA-4. Es un modelo muy cómodo inspirado en el que nos regalaban en la Escuela de Arquitectura.

CALENDARIO 2014 azul CALENDARIO 2014 gris

El castillo del Belén con rollos de papel

En la guardería de Iris este año el Belén es con tubos de cartón, de éstos de los rollos de papel de WC. Menos mal, que el año pasado era de plastilina y yo le tengo más asco que los políticos españoles a una rueda de prensa cara a cara…

Yo llevaba meses (más que meses, años, a veces pienso que tengo el síndrome de Diogénes) guardando los rollos de papel para una manualidad que al final no pude hacer. Y encima me tocó el castillo, ¡qué suerte! (según Joze tiene algo que ver con que haya hecho unos libros personalizados para los compis de Iris por su cumple, y que en el concurso de logotipos de la guarde hiciera uno desplegable en 3D). Total, que tenía material y ganas de sobra (y sigo con las ganas, por mí haría el Belén entero).

Aquí van las fotos por fases:

13-11 castillo (1)

13-11 castillo (2)

13-11 castillo (3)

13-11 castillo (4)

Lo hice con una caja de cartón grande, varias pequeñas por dentro, tubos de papel de WC, rollos de papel de manos (más anchos y grandes), rollos de papel para impresoras de gran tamaño (lo que se consigue con amigos arquitectos, jeje), cartulinas azules, palillos de barbacoa para la puerta de reja, y cinta aislante negra para las ventanitas.

Al que le gusten las cupúlas, las saqué de aquí. Me molaban las de cebolla (onion dome) de la misma web pero eran demasiado trabajo (si no tuviera a Bichín me hacía todas las plantillas de la web, pero si he pedido jornada reducida es para estar con mi churumbela, no con mis pajas mentales…).

 

13-11 castillo (6) 13-11 castillo (7) 13-11 castillo (8) 13-11 castillo (5)

Guerra de sexos… envolviendo regalos.

Entra el encargado a la oficina. Estoy comiendo un sándwich de lomo y le ofrezco una bolsa de gominolas que tengo junto al ordenador.

Encargado: Siempre que vengo estás comiendo. No comas tanto.

AL: ¿Por qué? Tengo hambre y no me importa engordar, así que por qué no voy a comer.

Encargado: ¿No te importa engordar?

AL: No. Estoy muy orgullosa de mi cuerpo. Este cuerpo serrano ha gestado y ha dado alimento a mi hija, no quiero otro.

Encargado: Pero luego cuando os divorciáis vais todas a pilates y spinning y os quedáis hechas un pincel.

AL: Eso es para buscar un hombre nuevo. Los hombres sois tan simples que juzgáis los regalos por el envoltorio y no por lo que hay dentro de la caja. Así que cuando queremos un hombre nos ponemos un envoltorio bonito.

Encargado: Y luego cuando conseguís al hombre…

AL: Luego ya se puede tirar el envoltorio, puesto que ya han debido descubrir el magnífico regalo que viene en el interior.

Si algo he aprendiendo con mi embarazo y mi maternidad, es a querer a mi cuerpo. Por muchas dietas y mucho deporte que hagas, siempre habrá cosas que quieras cambiar de tu cuerpo y tu fisionomía. Es mejor aceptarse y quererse. Y cuando mi novio me insinúa que debo adelgazar, le explico que es más fácil que se busque una novia delgada, que yo nunca lo he sido ni lo seré, y los breves períodos que lo he sido me ha supuesto un esfuerzo que no me compensa y no pienso hacer. QUE ME QUIERO, LEÑE! QUE NADIE ME CONVENZA DE LO CONTRARIO!

El Quiet Book de Bichín (II)

¡Dios mío! No sabía yo bien en la que me metía cuando decidí hacerle el Quiet Book a Bichín (o libro “Cállate Niño” según Mabel). No sé cómo lo harán las madres y abuelas que leo en internet (bueno vale, las abuelas porque no tienen a un monstruo de Duracell niño pequeño todo el rato persiguiéndolas).

Primero de todo, la cagué cuando me compré la tableta táctil para diseño gráfico en el embarazo. “Me voy a hartar a hacer diseños en los 4 meses de baja por maternidad”, pensé. Já. 2 años después todavía está en la caja sin instalarla en el ordenador.

Y ahora quiero tener listo el libro de tela para noviembre, y en el mes de septiembre he terminado 4 de las 10 páginas totales. Octubre va a ser el mes del insomnio…

Tengo lista la página del reloj-girasol. Los pétalos son números con la cantidad de pipas que indican (el 3, 3 pipas) y por una cara vienen los números en normal y por la otra en romano. Pues 5 horas de mi tiempo se llevó la paginita de los coj… las pipas.

03 QB (23c) girasol03 QB (32c) girasol

También está lista la muñeca con ropa de quita y pon de velcro. No sé cuantas horas me llevó porque excepto el girasol que lo hice en un festivo que Bichín tenía guardería, el resto van con media hora cada noche a restar de mi fraccionado sueño…

05 QB (19)c muneca

Terminados también los globos, el objetivo es enlazar cada globo con su diseño, el cierre de clip lo veo todavía complicado para una niña de 2 años… así se entretendrá más tiempo, que con lo que me ha costado diseñarlo y coserlo, ¡este libro le tiene que llegar a la universidad!

07 QB (15c) globos07 QB (18c) globos

Y la última página lista, la zapatilla para aprender a atarse los cordones.

09 QB (9c) zapatilla

Y hasta aquí he llegado en septiembre. Estoy pensando pedirme una excedencia para terminarlo… 😦

Las masocas que os guste sufrir cosiendo interminables horas para vuestros niños, aquí podéis comprar la tela. Quiero hacer algunas revisiones al diseño porque hay cosas mejorables, pero hasta que no termine el Quiet Book ni reviso diseños ni cocino, mi tiempo libre ya tiene dueño.

Telas de las Monster High

A mis sobrinas les encanta Monster High. La verdad que a mí también me gusta su estética, aunque no la altura de sus tacones!!!

Así que aprovechando unos diseños, he creado unas telas de Monster High para hacer con ellas sábanas, colchas, o un disfraz o cosplay (el tamaño del estampado es demasiado grande como para hacer vestidos a la muñecas).

Hay telas de Frankie, Draculaura, Clawdeen, Lagoona, Abbey, Cleo, y los rombos con calaveras típicos de Monster High.

Os dejo unas fotos, y que sepáis que podéis comprarlas aquí.

SP MH Frankie (2)SP MH Abbey (1) SP MH Lagoona (1) SP MH Draculaura (3) SP MH Draculaura (2)SP MH Cleo (1) SP MH Frankie (1) SP MH rombos morado SP MH Clawdeen (2) SP MH Clawdeen (1) SP MH rombos rosa SP MH Lagoona (2) SP MH Clawdeen (3) SP MH Frankie (3) SP MH rombos azules